sábado, 21 de marzo de 2020

Porta aquesta sabatilla ...

Tinc 23 anys .La meva vida sembla com la de tothom. Faig poc esport,M'agrada ballar . Dibuixo en les meves estones lliure perquè m'agrada molt el manga . El manga és un tipus de còmic japonès. Estic estudiant infermeria i faig les pràctiques a l'hospital de Sant Pau. 
Els meus pares es van separar ja fa 10 anys i visc emancipada amb l'Antónia , una companya de pis i en Marc més petit . En Marc és gai i a diferència de l'Antònia mai he conegut la seva parella . Ella en canvi quan venen els dos a casa i s'instal·len a l'habitació sembla un sac de gemecs . Crida i crida com una boja dient : Uff com hem corro , quina font , quina font ... I ell que és més tímid sense gaire soroll de tant en tant sento dir : no paris , no paris ... 
La meva vida per tant està envoltada de jovent  pler d'aquesta efervescència pecaminosa que el porta a tenir les experiències més increïbles. Com les que una vegada el Marc va voler fer tot pujant-se a l'empit de la finestra i caminar uns 4 metres totalment nu . Tots els veïns i veïnes el van aplaudir llarga estona i el victorejaren amb el Olè , olè , olè .. 
La monotonia no la sostenim gaire per la nostra condició . Per això la infermeria per mi va ser un estímul permanent diari . Cada dia entro i no sé amb que em trobaré . Ahir mateix un pacient amb qui tinc una certa confiança em va explicar que havia estat un gran tenor d'opera  i que el públic l'aplaudia llarga estona . Va parlar de l'Scala de MIlà , o del teatre de l'Opera de Viena, o el Liceu de Barcelona ...em va tenir una bona estona allà palplantada esperant i intrigada per tot aquella vida que ara poc a poc s'anava escapolint. Al dia següent va morir . Avui quan he anat a veure com se l'emportaven els "cel·ladors" he volgut aixecar el llençol que li tapava el rostre. I he vist una autèntica mort de cantant de baríton a Lucia di Lamermor ..Adio a la vita ... 
Com veieu estic sempre entretinguda . A vegades però es dur perdre una vida jove , d'una noia amb 16 anys que acaba de tenir un accident de moto i ha quedat tant desfeta que no hi ha més que esperar que s'acabi aviat el patiment d'ella i la família. 
No sóc creient , però si que penso que es bo veure com les families pensen que no tot s'acaba aquí amb els pocs anys de vida d'una filla , amiga o germana. 
En l'especialitat que vull triar -obstetricia- segurament em trobaré més d'una vegada en difícils situacions que em faran pensar en l'absurd de l'existència humana. Sóc en aquest sentit una mica sartriana , una mica existencialista a l'estil Albert Camus . Vivim només l'existència i prou , s'acaba tot aquí . 
Al vespre torno amb bici de la feina a casa i arribo molt cansada amb poques ganes de fer res . De fet no m'aguanto gaire . No tinc parella encara però tampoc la busco ni la vull ara mateix . He pensat més en el poliamor que  ara està de moda. Això de viure al dia , convidant el cos a trobar experiències de tot tipus amb nois i noies de tots colors, amb joves i grans, amb baixos i alts, amb panxuts i prims, amb rossos i morenos. Tot m'està bé i gaudeixo molt de no sentir-me lligada a res ni a ningú .Ja tindré temps per viure la vida d'altra manera . La meva companya de pis no pensa el mateix.Ella es de las que creu que una parella és per tota la vida , i que cal que juri fidelitat eterna i que això dels fills és bàsic . Perquè no vols tenir fills amb qualsevol . Però per mi els nens o nenes no estan fets per la meva forma de vida. Infermera i amb fills o filles , Com fer compatible aquest fet ? 
Sóc una persona massa controladora amb tot i això a la feina em va molt bé. Sempre dono les ordres jo fins i tot als metges o metgesses per un pacient o una infermera. 
Senyor Epitafi si us plau porti sabatilles per anar a la dutxa que no pot anar descalç pel passadís !    I així visc la vida senzillament com una noia de 23 anys infermera . 

viernes, 20 de marzo de 2020

AMANECER




 - Marcha ya , no té entretengas - le anunció aquella mañana .
El sin pensarlo demasiado recogió su mochila y abandono el hogar. Las zapatillas se despidieron con un adiós compañero. Sus libros quedaron quietos e inmóviles sin decir ni pio. La ventana medio abierta ni bostezó. La calle le abrazó como siempre. El silencio de sus pasos descubrió su corazón viejo .
Anduvo largo rato sin rumbo claro. Sus pies le trazaban una ruta absurda. Se paró frente al semáforo y reflexionó un  momento : 
¿Qué hay de mi vida ? 
Alicia le había encontrado distante, poco alegre, inconcluso, flácido..por eso dejó al cabo de un tiempo de sentir deseo por él. Aunque le advirtió dia tras día que podía ocurrir eso , Alejandro nunca la escuchó. Ahora estaba desorientado vagando por caminos de cemento y en calles con nombres de generales que ya no reconocía. ¿De qué le había servido estudiar griego, latín o matemáticas ? 
Era un hombre con incapacidad para amar , para entregarse , para dejar de mirarse a si mismo. 
Se detuvo en el portal de una escalera . Estaba cansado .Llevaba más de 7 horas diambulando por el múndo sin casa ya. Ella seguiá ahora como siempre pensando que no había encontrado el hombre de su vida. Por eso sentía una extraña sensación de paz y desasosiego. No tuvo que decirle nada más que vete . 
Alejandro con apenas 4 prendas y  la cartera no sabía que hacer. Por primera vez en su vida sentía un vacío penetrante en su corazón . Se ahogaba . 
En el parque , frente al portal , unos niños jugaban a pelota. El los miró por un instante. La pelota acabó cayendole frente a sus pies . SIn pensarlo dos veces , les devolvió de un patadón. Ese gesto no fué fortuito , inició un enorme cambio . Alejandro empezó a vivir desde entonces en ese parque y se puso a aprender algo que todavía la vida no le había enseñado . A estar alegre al ver jugar a los niños, a hablar con la gente, a mirar y contemplar los pájaros en la fuente bebiendo , a escuchar las ramas de los árboles , a recordar el nombre de todos y cada uno de los árboles del parque.. Comía de las papeleras donde encontraba comida que la gente desechaba , se abrigaba con cartones que le protegían del viento frio de la noche, se abrigaba con las bolsas de plástico que en los contenedores había encontrado . 
Alejandro así vivió meses  y meses , hasta finalizar el año . Aquel año que le había echado de casa por incapaz de amar , de ser el mismo, de querer a la gente. Pero precisamente eso le dió la oportunidad de empezar a cambiar . Ese día por fin vió el amanecer . 

miércoles, 18 de marzo de 2020

KÉTER

Bar Jochai había hablado con DIos. Él lo sabía pero nadie más que él. Sus estudios kabalísticos apuntaban a  la cueva en el Mar Muerto que lo ocultó durante más de 12 años. Un exilio que le transformó en un ser luminoso . El Sefer ha -Zohar como libro del esplendor o de la luz convirtió a Bar Jochai en un héroe sin profecía. 
Aquel día salió a encontrarse con su camino habitual. Este le representaba todo aquello ordinario que su llamada le obligaba. Una llamada a la aventura para buscar estímular su vida eremita. Puede que aquella vez sus pasos fuesen algo distintos al mirar lo que oía. Porque estaba convencido que uno puede oir lo que ve . Hay estaba el follaje espeso de las lianas atravesandole como siempre sus ideas de rechazar todo absolutamente que no fuese uno mismo. Jochai tenia el convencimiento de sentir la presencia de Dios en sus pasos. No sólo era eso , más bien , deseaba establecer un diálogo holgado con el creador. Emanaba luz todo su ser cuando en sus pensamientos la imagen divina se revelaba como Dios. Sin embargo , el camino , como siempre penso no era su manifestación pues el rechazo era evidente hacía su persona . Un ser proscrito , alejado , un leproso según la ley. Un intocable , un arrinconado . Bar Joachai debía realizar una travesía hacía el umbral y encontrarse con los guardianes , para traspasar al mundo especial. Ese era su viaje interior. 

En el caminar seguramente encontraria aliados, enemigos y superaría ambos con las pruebas que por difíciles que fueran le serían fáciles para este. No era un hombre cualquiera. La primera prueba le llegó al cabo de dos horas de camino. Frente había una serpiente de cascabel que encarada se dirigió  a su rostro. Sus ojos le miraban fijamente. El sin parpadear absolutamente nada , se atrevió a cogerla por la cabeza y golpear su cráneo contra una gran roca del camino. La béstia dejó alli un líquido viscoso. Una segunda le vino al cabo de largas horas , entrando en la tarde , se había parado a comer una manzana que llevaba en la mochila y unas almendras. Agazapado bajo una encina decidió dormitar algun rato y descansar para afrontar mejor la última parte del camino. Al despertar , decubrió que le había desaparecido la mochila . Alguien se la llevó mientras dormía. Por eso debío afrontar sin comida , bebida y luz alguna , ni mapa la travesía. Llevaba un bastón largo que había recogido al salir de la cabaña. Su mano tembló cuando después de emprender de nuevo el camino entro en una caverna profunda de maleza, árboles, plantas , que a modo de cenáculo le descubrieron sus múltiples habitantes. Una infinidad de murciélagos enanos por todos los ramales que con su batir de alas miraban atentos su pasar desapercibido. Silencio total. A penas un movimiento brusco. 
La odisea le podía llevar a una cierta muerte si no era precavido pero esa misma idea le hizo resucitar con más fuerza sus esperanzas en conseguir recompensas como el elixir del conocimiento que tanto anhelaba. 
Acaso , su padre un día no le habló de la importancia del conocimiento como una necesidad vital del ser hombre de verdad ? Y así si fuese posible el regreso a su punto de partida , la lucha final consigo mismo quizás le llevaran a ese diálogo con el Dios que tanto buscava. Una nueva resurección de lo que llevaba 12 años intentando conseguir . 
Así fué como Ben un día sin saber porqué se encontró cara a cara con Dios . El héroe había luchado con su sombra para bailar el vals con Dios mismo. La sabiduría le había prometido que un día vería a Dios pero que guardaría silencio para siempre . y así fué , nunca más pudo salir de su boca una sola palabra . 

martes, 17 de marzo de 2020

LES EMPREMTES DEL SILENCI 2a part

es va trobar amb una enorme sardina platejada i llargaruda. 
*Bona nit , què hi vens a fer aquí ? - va preguntar tota sorpresa la Irene.
*Doncs la veritat es que tenia ganes de conèixer en persona qui he vist tantes i tantes vegades al nostre fons marí . I vet aquí que he cregut important tenir una xerrada de peix a dona . 
La Irene sense pensar-ho gaire va obrir la porta i va fer passar la sardina que amb petits saltirons va entrar fins al passadís i va passar a la cambra . 
Elles dues a les quatre de la matinada van començar a parlar com si fossin dues ànimes que es troben i que descobreixen una complicitat única. 
Com podien estar tan i tan connectades aquelles dues flames i a la vegada tan diferents ; una terrestre, l'altre marina, una respirant per pulmons i l'altre per brànquies , una amb escames o escates i l'altre de pell i ossos ...? 
Però allà eren les dues i va estar-s'hi tota la nit fins que ja en l'albada la sardina com si hagués perdut la seva sabata va voler marxar ràpidament. 
La Irene tot allò li va semblar un veritable somni . Era com si en aquella nit tot allò que sempre havia pensat i desitjat a la vida es fes realitat. Van parlar de l'amor, de l'amistat, de Neptú i de Possidó , de les sirenes i dels tauros i de les bal·lenes i els seus cants , i dels peixos voladors ... i de tantes coses que en acabar va creure que el millor per no poder oblidar res de res era escriure una història i la va titular : les empremtes del silenci .

El seu relat començava tot dient .....Nadava molt capbussant-se sota l'aigua de la mar i així dissimulava les moltes llàgrimes del desig de ser una sardina platejada i lluent en el fons marí . 

lunes, 16 de marzo de 2020

LES EMPREMTES DELS SILENCIS 1a part

Nadava molt capbussat-se sota l'aigua de la mar. Cercant els peixos que no havia vist amb la seva llarga vida. Tenia casi 1000 anys. 
Coneixia però tots els seus noms científics i tan bon punt sortia a la sorra , es dirigia a l'ombrel·la per agafar un paper i bolígraf per apuntar el que s'havia trobat en aquella capbussada. D'aquesta manera per llargada, pes, colors identificava cada un d'aquests èssers que la ictiologia classificava. De fet tenia 30.000 espècies per anotar en cada anada i tornada al fons marí. Ho feia com si es tractés d'un ritual ancestral a l'estil de les primeres dones  que van poblar el planeta. Deixava la tovallola estirada i en  cada cantonada sostinguda, una pedra de grandària considerable. Seguidament es treia les moltes samarretes que portava i es col·locava les ulleres de bussejar i el tub per respirar i es llençava com una poséssa a les profundes i blavoses aigües de la mar . El silenci envaïa aleshores el seu timpà i es deixava arrossegar per una sensació plena d'eternitat. Allà sota aquell silenci veia la vida com si fos el seu lloc ideal . Un espai de pau al costat de roques , peixos, eriçons de mar, pops, algues. Deixava que el seu cos resistís fins al final quan la respiració la portava a un estat de falta d'aire i queia en una mena d'èxtasi inconscient . En aquell moment la Irene era ella. Durant la resta dels dies i nits en aquell indret de la costa es deia a ella mateixa que allò no era cap vida . I es que la Irene tenia una única vida la més morta de totes i la més viva de totes. Una de trista i plena de plors i melangia i una de ben rica i alegre on fluïa i reia com una boja tota l'estona. No era que patís cap esquizofrènia  o trastorn de bipolar , més aviat era el resultat d'una insatisfacció constant per la monotonia i d'altre la necessitat de l'aventura permanent per sentir-se viva amb un cos. 
Per això els peixos vertebrats com a agnats, o condictris o Osteïctics eren com ella s'estimava la gent. Freds, llefiscosos, amb visió reduïda , i plens de simbolisme . Irene tenia la sensació que en submergir-se es reunia en una eucaristia cristiana amb els antics cristians a les catacumbes. Allà ballava i combregava amb el pa i el vi del corpus cristi. Poc l'importava la gent del poble si no hi trobava alguna característica que la relacionés directament amb els peixos : la Marta i els seus de peix bullit, el Marc i les seves dents de tauró , la Glòria i les seves mans de pop , o en Jaume i la seva cua de rap ... Qui no formava part d'aquesta penya poc tenia a dir i poc feia per apropar-se. 
El sol i la platja eren per ella la calma més absoluta al llarg del bon temps . Molts cops es quedava llarga estona quan el sol ja s'apagava i en el crepuscle veia en la meditació que feia el ball entre aquell espai màgic dels primers vertebrats de la història i les estrelles més antigues de l'univers . Com si es toquessin uns a les altres i donessin un sentit a la seva existència. Per què la Irene era aquí en aquest planeta absurd i feréstec ? 
Un cop tornava a casa , a la casa del capellà - bé al costat - es mirava com la sorra s'escolava pel forat de la dutxa. Despullava deixava llarga estona que l'aigua acaronés el seu cos i llisqués per sentir-se un cop més viva. La nit per la Irene era un insomni rera un altre pensant en com hauria estat la seva vida si hagués fet això o això altre o el de més allà , o el que creia que havia de fer o hauria no fet mai ... Un runrún permanent feia que girés a la dreta, esquerra, endavant , endarrere en aquell matalàs dur i pler de bonys d'un somier atrotinat . No sopava gaire . Expressament perquè no fos l'alimentació qui malmetés la son que buscava. Però si alguna vegada es quedava dormida davant la gran pantalla de televisió veient una pel·lícula de Walt Disney només podia somiar en Nemos, Dorys, tortuguetes marines ... 
Un dia però tot va canviar per sempre. No s'esperava que fos com va estar .D'aquella manera tan irrespectuosa , tan poc avisada , tan poc normal. Alguna cosa se li va esquinçar per sempre. Era de matinada quan va sentir com tocaven a la porta. De fet amb la balda de la porta per tres vegades. Un so sec i contundent. Amb la por al cos va voler baixar per les escales al pis de sota. Va obrir la reixa que la portava al rebedor i va cridar amb veu tremolosa : 

+ qui truca aquestes hores ? 
Ningú va contestar. Però ella va sentir com si fos una mena de brisa marina i fons marí la que escoltava al darrera la seva portalada. 
+ Digui , qui truca a la porta , en aquestes hores de la matinada? - va insistir amb veu ja més valenta i encoratjada. 
Aquesta vegada va sentir un so estrany que intentava dir alguna cosa - o bé- a ella li va semblar així . 
Sense dubtar gaire , va obrir la porta i al davant seu ... 

domingo, 15 de marzo de 2020

UN CAFÉ EN EL VALLE

Había salido con su libro dentro de la mochila .  Helena le había dicho que era mejor que caminasen un largo paseo. 
Hacía frió. El valle húmedo respiraba silencio. Pasearon largo rato en esta condición. Ella más ágil y rápida se apresuraba a indicarle que la tarde estaba terminando sus horas de luz . El aire era límpio y la atmósfera configuraba la sensación de vivir aislados ambos del mundo . Habían partido hacía días de la gran ciudad y se encontraban entre el paisajismo  como figura ideológica o el montañismo alpinismo  como moda presente. En la cabaña un hombre les había hablado largo y tendido de esa diferencia. Esa noche cenaron el tipico plato del valle aranés.
Entraron ambos en un  bar vacío del pueblo ya cansados de caminar  . El sacó su libro y su lápiz -puesto que siempre le gustaba manejar los libros como a las mujeres- entrando en la profundidad de sus más recóndidos confinamientos e ideas. Zambrano y la confesión como género literario les condujo poco a poco a una evasión importante. La noche llegó pronto. Ausentes discutiendo con las palabras arriba y abajo, cercanas o lejanas de una poeta y filósofa que generaba cierto diálogo entre el uno y la otra. La razón poética zambraniana se debatía con el tiempo del valle solitario y causante de la terápia más hipnótica. 
Apenas hablaron de nada más que no se leyera en el papel . Matizando de forma holgada cada concepción presente .... Allí se encontraron con la literatura y las confesiones como las de Sant Agustín que se descubre en la intimidad su ser. Un encuentro consigo mismo , interior, en la celda de sus espacios corporales y espirituales . Ambos con el te encima la mesa gris del bar en aquella mesa metálica dibujaban el panorama de una voz inexperta filosofando. Aprendiendo a manejar con la palabra el aliento del alma , a desnudarse con los nudos gordianos que la comprensión introducia . 
La noche acabó entrando en una oscura manera de ser. Fué entonces cuando el se abrazó a ella y le robo el beso que hacía rato deseaba . Ella con su caída de ojos le miró con dulzura . Se comieron en esos instantes ambos entre palabras y pensamientos . Por un instante el tiempo no existió más que para los habitantes únicos de ese valle. Al poco decidieron regresar a esa pequeña habitación de la cabaña . A pasar el resto de la noche. 
Cuando salieron por la puerta algo les indicó que no sabían donde estaban. Miraron el móvil para encontrar la ubicación. SIn embargo no daba señal alguna. Ella que siempre era más intuitiva se dejó guiar por su instinto . Pero al cabo de una hora se encontraron en el mismo punto de salida , aquel bar. 
Fué entonces cuando el decidió hablar con la gente de su interior para que les indicaran . 
¿De qué cabaña me habla ? - dijo el hombre aquel .
Venimos caminando a través del bosque y hemos atravesado el sendero hasta aquí . No sabe indicarnos donde está la cabaña "El cruixant " .... 
Pues no me suena de nada .¿Alguien sabe de este bar donde está ? 
Nadie respondió. Entonces decidimos ir a buscar la guardia o la policia local . Era ya tarde y andábamos cansados y llenos de frío. La policia no nos supo tampoco decir el lugar que decíamos. 
Llenos de miedo por no entender lo que nos estaba pasando . Nos refugiamos en un banco de la plaza . La noche podria ser dura a la intemperie. Antes encontramos una estación de esquí para comprarnos algo de ropa , unas botas y unos pantalones para abrigarnos más , un polar violeta y una bufanda .. 
Al amanecer de aquel día acurrucados y desconcertados ambos nos propusimos entender que había pasado. Decidimos regresar al bar donde había empezado esa otra aventura. AL entrar en él nos pedimos un desayuno. Cansados de la noche y del cuerpo que teníamos nos miramos de nuevo y cogimos el libro entre las manos. La confesión : caminos como género literario... Sólo al iniciar la lectura la luz del local pareció cambiar . Al rato pagamos la cuenta y nos pusimos a intentar reconocer el sendero por el que habíamos venido. 
Frente al mismo callejón de detrás del bar estaba el sendero. Lo cogimos y al poco tiempo frente apareció la cabaña . Nos habíamos desorientado . 

sábado, 14 de marzo de 2020

LA ENFERMEDAD DEL MUNDO

"El mundo está enfermo , padecemos un locura .El hombre ajeno a esta realidad se comporta como si fuera único y  con una soberbia infinita que arrasa con todo"    ( Nietzsche ) 



Zolasvof era un ser solitario . Tanto, que la soledad le perseguía a toda prisa fuera primavera o invierno. Un hombre uraño , retraido , parco en palabra , de entrecejo fruncido , de mirada ausente.

Sus únicas pasiones era tomar el te de media tarde , meditar de buena mañana, sentarse en el sillón viejo para leer sus montones de libros, escribir sus cuentos , mirar sus plantas en el balcón, y descubrirse apasionado por algo tan alejado como una frase o una idea que ese día había descubierto . No era casualidad que en su indigencia viviera de las  muchas noches de insomnio , de sus idas y venidas al país de los sueños perdidos . 
Un día hasta soño que volaba pero cayo pronto al vacío. Nadie tenia mucho contacto con este hombre de barba canosa y de aspecto de leñador del himalaya . A penas emitia un sonido al bajar la escalera para salir a la calle . Allí paseaba con un circuito aprendido para no despistarse algún día . A menudo lo ocurría consigo mismo . Así era su vida de hombre de las montañas en una ciudad gris y patética , de contaminación alta y de corazón de piedra .

 En el tren se acostumbraba a no mirar a nadie a los ojos por timidez , para  escapar de todo el mundo . De un mundo ajeno a él . Lo que a veces le salvaba de tanto dolor era su melancolía fijada en los carteles de casa , en sus cuadros de Modigliani , en los de Roses, en los de Ladrón de Guevara, en los de Rosa , en los de Carlos, en los suyos sin firma . Zolasvof estaba enfermo desde hacía años. Muchos ya. Pero tampoco le importaba al recostarse en su cama amplia y fría noche tras noche sin el pijama. 
Se aislaba entonces más. Tapaba sus oídos con tapones de silicona , sin cerrar su puerta , dejando la luz del rellano de la escalera abierta hasta el amanecer. 

Vivía de la costumbre con esa enfermedad que es el mundo. Hostil e inhóspito . Un circo de payasos insensibles, un vertedero de residuos que desprendía un hedor nauseabundo . Triste se sentía a ratos cuando recordaba sus clases como profesor. Alegre se pensaba en otros momentos cuando imaginaba vidas paralelas que todavía no había vivido. 

Así dia tras día . Monotonía . Aburrimiento . Insatisfacción. Como un ser encadenado a sus circunstancias . Por eso , un día ya no salió de su casa, su hogar. Y nadie le vió nunca más. Lo más curioso es que sus facturas al mes siguieron pagándose año tras año . Hoy seguramente debería tener 1000 años. 

Porta aquesta sabatilla ...

Tinc 23 anys .La meva vida sembla com la de tothom. Faig poc esport,M'agrada ballar . Dibuixo en les meves estones lliure perquè m'...