viernes, 4 de agosto de 2006

Entre el nosotros y el yo

Cada vez estamos más en nuestro yo que en el nosotros. El yo se nos impone para marcarnos las condiciones de nuestra existencia. Este sometimiento al yo nos aleja del nosotros. El nosotros no se deja vencer ni confundir con el yo plural. Nuestros yoes no son la suma del yo plural que parecería que nos conduce al nosotros. La relación que establecemos con nosotros mismos se nos configura en el yo desnudo y con una relación directa con el objeto de su delante. La realidad pues se establece en esta relación biunivoca entre sujeto y objeto que no permite la introducción del nosotros.
Numerosos autores como Giorgio Agamben, Zygmunt Bauman, nos defienden la idea de la disolución del sujeto en el objeto de su capitalismo. El juego democrático ha desfigurado el yo y lo ha lanzado hacia la virtualidad de lo global. Hoy por hoy la democracia no tiene referentes en el nosotros puesto que no existe una participación activa social o política que cree conciencia y permita avanzar más allá de la formalidad de lo visible y más allá de la legalidad de lo invisible.
Frente a presidentes de estados mundiales que defienden la teoria de la amenaza hobesiana sólo queda a los ciudadanos sometidos a la tirania de la política de los contratos garantizadores de la seguridad mundial reconocerse exclusivamente como meros subditos del ciudadano Leviatan.
El yo individual se ha dejado arrastrar por el miedo y la inseguridad hacia lo otro y lo diferente para olvidarse de la defensa del nosotros. El poder de la colectividad no existe en el mundo capitalista : ¿Quien puede pensar en una huelga contra el consumo o contra las multinacionales del consumo ? Nadie , los numerosos boicots se encargan de difundir mensajes que no llegan al nosotros se quedan en el simple yo. Eso es ganar la partida. El capitalismo está en la cabezera de la moda del yo. La división social no permite el nosotros , porque fragmenta y divide para afirmar que la diferencia es excluyente y resulta única. Lo demás es contaminación. La immigración, la pobreza, los paises del tercer mundo, ... deben ser excluidos, desposeidos de su nosotros para hacerles entrar en el yo individual , formal, acrítico, apolítico....
Entre el nosotros y el yo ¿qué nos puede quedar en estos dias?

No hay comentarios:

MIRADAS EN UN CALEIDOSCOPIO . LAS MEMORIAS DEL SILENCIO

He salido tarde . Voy con la   prisa impulsiva   -golpeando   a ritmo de titc-tac con los pies - para poder ganar al tiempo . P...