viernes, 22 de junio de 2007

En cada mirada vuestra el mundo se llena de odio y recelo


Otra vez como si los instantes fueran lo que nos permiten medirnos entre nosotros ayer me dolio la indiferencia. Deberia estar más que nunca acostumbrado a vivir entre esa señora y ciertos momentos donde te sientes en tu propia montaña alejado de lo demás. Pero no es así. Algunas aprenden a reirse de si mismas entre fotografias y pláticas atrevidas que desnudan con entresijos mirandose de reojo los canalillos que las identifican , otros impávidos se devanean por adquirir sus cotas de poder y ambición que de manera insuperable cada dia aprovechan para escalar. Los momentos mágicos no existen y quizás si algun dia existieron formaron parte de instantes diferentes de los de ahora. Los ojos tiernos y llorones se abrazaban en silencio como si se dijeran el secreto más profundo que los lleva a descender al abismo y fundirse como si nada. Pero eso ahora no es así. Tus palabras hieren, algunas matan, otras asesinan lentamente. Me siento herido, me siento muerto, me has asesinado. Tu veneno indiferente arrojo en el valle todo lo que un dia no pudistes ser. Ahora el minuto se hace insoportable, por eso va entrando dentro de mi piel eso que dices , el como lo dices, el porque lo explicas. No se pero indiferente no me puedo quedar.... ahora te vas entre tu mirada perdida y mi corazón palpitante. Me pregunto ¿ por qué eres así tan fria , tan helada, tan distinta a todo ?

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ull amb les faltes d'ortografía, xavier!

DE CUENTOS CONTADOS PARA QUE NADIE LOS LEA

  Entré por la puerta de acceso . Encima hay un cartel enorme que señala e indica : HOSPITAL PARA TRISTEZAS INCURIABLES.  Aquí estoy -le dig...