lunes, 11 de noviembre de 2019

LA GRAN JUGADA DE JOKER




Las instituciones han dejado de ser representantes de nadie , han caído en descrédito y el poder de estas en manos del mercado ejerce sobre la ciudadanía una soberania social y alimentaria de formato facistoide. 
Avanza un ciudadano descontento, enajenado, alienado por la autoexplotación permanente que el mundo laboral le exige . Las formas sociales que antes albergaban el voluntariado, la ayuda, la solidaridad, se han patologizado convirtiendose en campañas orquestadas que asaltan al ciudadano al pie de metro, de tren, de plaza pública llameses ACNUR; OXFAM; Acción contra el Hambre, Fundarción VIcente Ferrer... se trata de un avasallar a las consciencias sacudiendolas para que reaccionen frente a las imágenes de refugiados, de pobreza, de miseria... 
La máscara más que nunca de convierte en una acción política al estilo de anonimyus ..de V de vendeta, de Joker protagonizada por Joaquin Phoenix. 
La soledad se extiende , el aislamiento se expande, la vejez deteriora cada vez más una sociedad arrinconada en sus depresiones, sus delirios, sus ansiedades, sus trastornos mentales ... ¿por qué aguantar una juventud insolente incapaz de mirar a la cara , de ceder el asiento del tren, de no empujar en el autobús, de dejar pasar frente a una puerta, de observar con ternura el rostro de la soledad ? 

Se extiende el nuevo juego de niños de 8 años VIRUS  , a ver que te infectan , esa generación zombie, de descerebrados, de energúmenos gritones, de tiranos delincuentes, de indiferentes cínicos que desaparecen entre el coma etílico y la marihuana que les absorve los sesos hasta la vida ...  

La violencia es real, la violencia se huele, no se trata del contenendor quemado, ni de las sillas rotas o escaparates destrozados , se trata de la violencia contra la vida, contra un poder que corrompe, que traspasa la vida miserable de los supervivientes y que hace malvivir entre comedores sociales, entre caritas y refugios de indigentes, de desmemoriados alzheimer que no se encuentran porque abandonaron toda creencia en nada ni en nadie . 

La publicidad miente, miente con el amor al otro, al projimo, a las otras, a las personas, pero tambien miente con el dinero que mata, hiere, destroza vidas, pero tambien lo hace vendiendo felicidades falsas, ideas para que el consumidor no tenga tiempo para vivir , para ser , para encontrarse con nadie más que con su deseo e instinto más reptiliano de comer, dormir, fornicar, cagar, mear, y rutinariamente seguir una noche , un día ejerciendo esa ciudadanía absurda, insulsa, inocua, inapetente, que vive hacia un totalitarismo supremacista que ha dejado de pensar, que no piensa, que no reflexiona, que no es capaz de sentarse para empezar a decidir lo que debería hacer , "sapere aude" kantiano que ilustradamente se enfrenta a una antilustración irracionalista romántica de instintos primarios y emociones viscerales que fagocita absolutamente todo aquello que no es lo suyo, lo propio. 

El malestar social es un hecho, una realidad , una pandemia que se ha convertido en pisos altos de renta altas, sueldos bajos, energía cada vez más cara, bajo un prisma de una ciudad de turistas que lo compran todo para no dejar a nadie la posibilidad de tomar el sol que aun es gratis. 

Las grandes corporaciones digitales ya lo venden todo , los almacenes de datos, las plataformas on line, la producción, l... El transporte sube, el agua sube, el gas sube, los alimentos suben,  ¿Como dar vida a los niños y niñas hoy en este mundo ?  

Una natalidad fertilizada in vitro que acompaña el miedo , la inseguridad, el deseo de maternidad y paternidad peredne y caduca a la vez, un modelo familiar fluctuante, una estructura social flexible, frágil, donde la amistad ha dejado de ser un valor social para ser digital . 

Lo real es lo virtual , instagram vende en los trenes , metros, autobuses las vidas deseadas , las proyecciones mentales de la población ausente, reina la confusión y el caos. Un caos diseñado para no herir sino para que la inmediatez sea disruptiva , sea convertida en una autoayuda permanente de coach personales que reparten felicidad como matrix con pildoras azules para salir o entrar en la madriguera. 

La insurrección social es el Joker que estalla frente a un mundo cruel, injusto, indiferente, ajeno a los demás, que ha dejado de escucharse, de sentirse, de esperar nada de nadie, que absorto vive en su pesallida diaria para llegar a final de mes y atreverse a ser algo alegre cuando todos los rostros andan perdidos en la tristeza más absoluta. 

El joker es un antihéroe que reniega de mover masas pero acaba liderando la violencia contra un poder del estado injusto, vanidoso , soberbio, cinico . El asesinato se convierte así en un espectáculo , la Barcelona de la violencia es titular , los delincuentes campan por la ciudad como si se tratara de una reyerta callejera diaria donde a navajazos se matan, agreden, se hieren y se redimen una vez y otra frente a el caos. 

Como Taxi Driver o yo soy la justicia se convierte en un ser desconfiado sin ninguna empatía por nada ni nadie , ajeno a los otros . Hace selfies de naufragios , de caídas , de roturas, de borracheras para colgar en las redes antes que ayudar , antes que cooperar, antes que pensar en lo que está viendo y pasando. 

La demagogia avanza , la retórica se convierte en un sistema de postverdades , de cretinos que venden ideas a cualquier precio . La propaganda de redes , de los medios es un objetivo a seguir para difundir todo tipo de memes , de falsas verdades, de mentiras que se extienden como si fueran verdad. 

¿Podemos creer en la democracia ?  el capitalismo ha roto toda vida y ha convertido a la ciudadanía en secuestrada por el mercado digital , el mercado del consumo, el mercado de la autoexplotación laboral . Crisis económica tras crisis económica avanza imparables como si se tratara de un mal irremediable que se dicta pero que nadie se mueve para intentan pararlo. ¿ inseguridad, miedo, fragilidad ? 

Pero hablar de fragilidad no vende ideas en filosofia , no vende programas de retiro filosófico , no ayuda a creer que es posible salir del agujero . El populismo de las emociones y sentimientos si . 
Los resentidos , cansados y aburridos ahora vagan como muertos vivientes por calles y terrazas sometidos a los escobazos de camareros en alguna ocasión , tirados en los bancos de granito incómodos se someten a la indiferencia del mundo . 

La robotización y la inteligencia artificial pondran en riesgo el 60 % de la población. se experimenta la desigualdad en el uso de móviles, hogares, coches, motos, ropas, comidas, casas , viajes, ... una experiencia que responde a la calidad de estos bienes más que a la cantidad de los mismos. La ira avanza con Joker , una ira incontenible que trata de golpear todo aquello que le incomoda , una ira contra todos y todas las personas. El desorden se establece y el caos abunda , el hombre deja de creer en el progreso de la especie y el rico se vuelve más rico , el voto es la venganza contra el sistema , la democracia ha creado desigualdad, injusticia , falta de libertad y miedo. 

Así llega de nuevo un orden que proclama el retorno a la legitimación del totalitarismo. 

No hay comentarios:

MIRADAS EN UN CALEIDOSCOPIO . LAS MEMORIAS DEL SILENCIO

He salido tarde . Voy con la   prisa impulsiva   -golpeando   a ritmo de titc-tac con los pies - para poder ganar al tiempo . P...