domingo, 31 de diciembre de 2017

EL ENTUSIASMO . INDUSTRIA CULTURAL Y ARTES .

 Sigo uno de los blogs que me parecen más interesantes desde hace tiempo , y la verdad es que no sé como fue ha parar a mi. Bajo el título del laberinto de la identidad Fernando Broncano escribe sus post. Hace poco en uno de ellos encontré la referencia de este libro de Remedios Zafra que lleva por título "El entusiasmo " y como añadido : precariedad y trabajo creativo en la era digital. 
Ha coincidido que fui a ver en el  cine "The Square" del director Ruben Oslund , en  clave de comedia dramática  analiza precisamente la relación entre arte y sociedad. Bajo la idea de una exposición que se quiere proyectar que da título a la película se genera precisamente esta relación entre arte y medios , entre arte y poder, entre arte y industria cultural. Con reminiscencias a la película de Buñuel "El discreto encanto de la burguesía" la película avanza estableciendo con el espectador la pregunta básica : ¿A qué llamamos arte en el siglo XXI ? 







Los medios de difusión de la industria generan un poder de transcender la experiencia estética y convertirla en algo ajeno al propio arte . Experiencia que hace poco en la exposición de Lita Cabellut  el público pudo observar y analizar , pintora actualmente de las más cotizadas y controvertida dentro del propio ámbito artístico . La película cuestiona las situaciones donde el poder de la industria establece lo que se puede definir como arte o no. Incluso la proyección actual de un arte que pretende ser dirigido a ciertos estudios o análisis sociales puede convertirse en una simple provocación al propio arte como tal. La exposición que se propone que lleva el título de la película precisamente quiere jugar con la necesidad de encontrar en el arte una fuente de salvación humana , de humanización y acaba como espectáculo . 
Zafra en su excelente análisis establece tres puntos para una reflexión sobre el tema : 
  • En primer lugar el arte ( entendido como práctica creativa) se vuelve in solidario precisamente por el nivel competitivo que establece  y donde la propia acción creativa se somete al poder mercantil de la precariedad laboral y la falta de valoración como obra y producto . 
  • En segundo lugar dentro de los contextos legitimados para el arte, : cultura y conocimiento se convierten en acciones burocráticas que hacen imposible la propia práctica creativa , e incluso caen en ciertas prácticas feudales que neutralizan la posibilidad de acción misma como creación. 
  • El último lugar el valor que prevalece tecnológico y vinculado a las redes sociales acaba cuantificando su visibilidad , su influencia en los mismos sin nada más . 
Square precisamente avanza con una trama como anécdota del comisario de la exposición que se va a promover. El cinismo de la industria cultural convierte alguna de las escenas en una metáfora que suena a Lars Von Trier jugando con la mirada del espectador y su ubicación dentro de la narración fílmica. 
Esta claro que hoy el arte convierte la situación social en una posibilidad para interrogar la población sin embargo la industria se dirige al mercado y sus intereses. La burguesía escenifica en esta industria la legitimación de la mercancía y así puede apropiarse de los acontecimientos como tales para generar opinión. 
En el año 2018 finalizará la exposición vinculada con la figura del poeta , artista, escritor Josep Palau i Fabre donde gran cantidad de acontecimientos artísticos se han producido de toda índole sin embargo la propia figura del autor y sus artistas participan de estos tres puntos un nivel competitivo , un nivel de burocracia que neutraliza la acción misma y la cuantificación de los actos y su influencia social sin más. 
La pregunta pues sigue siendo ¿Donde queda hoy el entusiasmo dentro del arte del siglo XXI ? 

No hay comentarios:

MIRADAS EN UN CALEIDOSCOPIO . LAS MEMORIAS DEL SILENCIO

He salido tarde . Voy con la   prisa impulsiva   -golpeando   a ritmo de titc-tac con los pies - para poder ganar al tiempo . P...