viernes, 17 de abril de 2020

Silencio

Mira la calle. Ha visto una luna. Sea de plata , de cobre o de queso , la contempla como si fuera la última vez que la fuese a mirar. Parece que le ha hecho un guiño .Le habla y le devuelve el saludo con un gesto amable de cortesia . Mauricio es un hombre sincero , poco tiene que esconder. Se aproxima a su cadena de reproducción de cd para escuchar el último tango que le viene a la memoria. Anda hace tiempo perdido . Pocas cosas recuerda. Pero la música todavía le habla .
Mientras observa la luna suena la comparsita bella de Gardel. Sus pies se le desplazan en la imaginación con los pasos del baile . La luna su pareja. Dos delante, uno atrás, agarrao, vuelta y vuelta . Le hace muy feliz saber que no olvidó su niñez en la Argentina natal. 

Le parece eterna la escena entre ellos dos . Su rostro se enternece y ella le toma por la cintura para que no se suelte más en sus recuerdos . 
Parece que fué ayer cuando bailaba en su Buenos Aires querido . Hoy frente a la ventana sentado en la butaca en la distancia con la mirada caída le pesa el tiempo. Ya no está. Ausencias. Espera que le vengan a buscar para la comida . Y como cada día le lleven con los demás . En esa residencia de almas muertas de cuerpos atrotinados de vidas desperdiciadas . 
La luna ya marchó otra vez. Silencio

No hay comentarios:

¿ Dónde reside la bondad hoy ?

Escuché decir que las palabras como empatía y tolerancia , valores que desde la Ilustración son el resultado de las necesidades que tiene la...