sábado, 5 de mayo de 2007

EL PATHOS DE LA VERDAD Y LAS NOVELAS DE THOMAS MANN


De la verdad nacen el resto de todos los valores en occidente. Por eso la verdad puede ser una forma de autolimitarnos, de vivir más tranquilos y seguros bajo una apariencia de realidad. El autoengaño nos hace vivir gregariamente bajo el poder de nuestra verdad. La moral , el deber, la objetividad, la responsabilidad, el sacrificio, son valores que han nacido de esta idea de verdad. Pero sin embargo cuando la iglesia o el estado, las instituciones como la escuela, la familia han dejado de proclamar estos valores como si fueran sólidas rocas en las que uno se debe sostener los hombres y mujeres hemos caido en el vacío y el nihilismo. Hoy la gente no tiene idea sobre si esta bien una cosa o otra y todo depende de lo que uno crea, piense , sienta. Este relativismo moral de los valores nos ha hecho caer en una visión vacía de la existencia. Los valores del hedonismo social , o sea, el placer y el materialismo consumista parecen ser los sustituos de esta falta de referentes y de valores. Sin embargo el cuerpo que de jovenes cuidamos y nos preocupa luego se vuelve rancio y caduco. Las depresiones, los estados de ansiedad, las anorexias, las bulimias, las enfermedades mentales, los transtornos psicosomáticos como las enfermedades autoinmunes imponen unos modelos donde la búsqueda de seguridades personales no resulta suficiente. La precariedad del mundo del trabajo, la falta de confianza en las instituciones políticas y sociales nos ha lanzado a un mundo materialista, individualista, hedonista y escèptico. Hemos caido en un estado de ansiedad por culpa de nuestras inseguridades en el mundo laboral, académico, personal, Los divorcios abundan , las parejas separadas, los hijos e hijas abandonados, los abuelos y abuelas solitarios en los parques forman parte de un tejido social que cada vez más se instala en una sociedad liquida y ambigua que no sabe que persigue ni que busca. Hay un sentimiento de abandono , de falta de las cosas más básicas de la vida como el amor, .... Este es el mundo de la verdad. Una verdad efímera, cambiante, una verdad que no está instalada en ninguna parte.

Thomas Mann novelista y crítico alemán (1875-1955) y Premio Nobel escribió tres obras que describen una de las ideas más interesantes de Nietzsche : "La honestidad de los temerarios de la verdad cuando se dan cuenta de las mentiras del conocimiento científico pueden conducirlos a la nausea o al suicidio. Por fortuna existe el arte". Así el arte es un instrumento de ficción que no engaña con sus creaciones. El artista es como un amante que no quiere pensar en todas las cosas naturales repugnantes a que está sometida su amada y por eso se deja llevar por el sueño. "La muerte en Venecia" , "El doctor Fausto" y "Tonio Kröger". Todas tres novelas giran entorno a la idea del artista y su creación. ¿Cómo conseguir a través del arte la immortalidad , esa espiritualidad sublime ? Son tres retratos , tres caminos , tres viajes hacia el arte entendido como elemento dionisiaco de la vida y la existencia. "Hemos de hacer de nuestra vida una obra de arte" "Tonio Kröger" es el retrato del artista adolescente, inexperto, que busca en el arte una forma de vida, de existencia. ¿vivir del arte o para el arte? "La muerte en Venecia" es el retrato del artista al final de su existencia como artista. El sentimiento de decadencia, de no haber alcanzado el arte máximo, de no estar contento con uno mismo como artista. No es lo mismo ser artista que ser el artista, aquel que ha alcanzado lo máximo. "Doctor Faustus" es el retrato del artista que para alcanzar la inmortalidad a través del arte acaba pactando con el diablo, con vender su propia vida a cambio de alcanzar esa obra de arte sublime y perfecta. Doctor Faustus es la figura de Nietzsche, de Schönberg, la locura del Anticristo. Se pacta con el diablo la conquista del genio y la figura y se renuncia a la razón y la lucidez. Las fuerzas oscuras e irracionales con la tragédia del artista y su soledad.....

No hay comentarios:

MIRADAS EN UN CALEIDOSCOPIO . LAS MEMORIAS DEL SILENCIO

He salido tarde . Voy con la   prisa impulsiva   -golpeando   a ritmo de titc-tac con los pies - para poder ganar al tiempo . P...